Un ladrillo mas en el Muro

Publicado: noviembre 14, 2008 de kantaroth en Rastros en la mente, Religion

Dormitando, distante, distraído, apresurado y flojo caminando hacia la escuela me encontraba, eran ya las 8am, la hora en la que se supone ya debería estar aya, extrañamente la ciudad se encontraba con una espesa niebla que cubría el horrible paisaje al cual me debo enfrentar en la rutina diaria, en mi mente solo una canción bailoteaba como mariposa vomitando en mi estomago, pensando en no llegar tarde, no tengo idea del porque, me dispuse a cruzar la primera avenida que conduce a la otra que lleva a la otra que lleva a la escuela, tardé 5 minutos en atravesar toreando bestias de metal… conducidas por bestias de carne, deduje que habían pasado esa cantidad de tiempo debido a una panadería que hace sus primeros frutos exactamente a las 8:05, lo cual me extraña ya que ahora es un café Internet; caminando por aquel rumbo vacío y sombrío, callado, casi muerto, a una calle de llegar a la avenida que me lleva a mi destino encuentro un pobre ser tirado en el pavimento, miserable, solitario, triste, sangriento, casi muerto, pronto corrí dirigido por mi morbo viendo un accidente, una de las bestias de carne arrollo un vagabundo, como siempre mi indiferencia hacia las personas esto no me importo solo quería saciar mi sed de sangre y dolor, empero note con asombro que ni un solo de los ladrillos, entiéndase por ladrillos a estas bestias, había detenido su errante y entupido caminar para ayudar a este miserable, puedo soportar ver torturas, asesinatos, guerras, pero jamás dejare que una injusticia así pase frente a mis ojos, camine lentamente hacia el individuo lo tome del brazo y lo lleve una banqueta, note que tenia una herida en su pierna una fractura expuesta, saque mi bandanna y la amarre fuertemente para evitar el sangrado, le pedí a un ladrillo que pasaba por ahí marcara a una ambulancia y nadie atendía, me acerque a alguien que iba y note que su mirada era opaca, triste, casi muerta, entonces me dijo –no te preocupes llegara a en 3 minutos- voltee a ver a mi nuevo amigo, su rostro me recordó a alguien, algo, una sentimiento que no recordaba, feliz pero con su toque de melancolía, casi muerto, entonces le dije –siento que te conozco pero eso no importa esperare aquí contigo hasta que llegue la ambulancia, tienes 3 minutos toma este cigarrillo te ayudara a mantener la presión arterial baja- mientras le prendía el cigarrillo en la boca- gracias, veo que no haz cambiado desde aquel día- me dijo mientras sonreía. –entonces si nos conocemos, te ordeno decir quien eres.- alegue mientras me limpiaba la sangre. –soy aquel para quien algún día serviste, soy quien te creo, soy aquel que te dio esa actitud revolucionaria entre los tuyo, quien te dio conocimiento y sentimientos, no me recuerda, me llamabas Señor.- decía quedamente mientras se recostaba en el piso, mi persona se estremeció con sus palabras ya que yo siendo un fiel escéptico creí que estaba drogado. –así que eres de los vagos impíos que se creen el mismísimo salvador, profano, impuro, tu rostro de sensibilidad me recuerda cuando estuve yo a su servicio y debo admitir que en realidad me lo recordaste pero yo prometí se su oposición desde aquel maldito día y no me arrepiento de hacerlo- alegue con euforia. Su mirada quería entrar en mi mente, sabia que jamás daría mi brazo a torcer, todo esto en el humo de un cigarro a medio fumar, una fria mañana de un mundo raro, inhumano, imperfecto, casi muerto. ¿Como es posible que no me recuerdes?- pregunto. –El cliché americano de dios como vagabundo es solo una historia de fanatismo, dios esta en el cielo ahora y jamás vendrá de nuevo- respondí. –vine aquí para ver si aun existía un poco de sentimiento humano, de caridad, de bondad, de amor, pero noto tristemente que el mundo que cree es ahora un infierno mismo, lleno de personas indiferentes, no creyentes, casi muertos, me temo que tu eres el único que aun tiene esperanza, ¡mira la ironía! Aquel quien se hace llamar “fiel opositor” es el único que aprobó la prueba- dijo con entusiasmo, sin embargo su sonrisa se apago después de unos segundos. –si eres quien profesas que eres, supongo que ya deberías de saber porque paso, todo lo que tiene que ver con el ser quien dices ser deja de tener sentido ya que eres amo de lo imposible.- reclamé.- en efecto, tu y yo somos iguales, hacemos cosas sin sentido que terminan cambiando el rumbo de la vida, somos indiferentes sabiendo que somos superiores, respetamos nuestros opositores y admiramos a quien se atreve a contradecirnos, eres la única luz en el mundo de obscuridad.- argumento. –“¡La única luz en el mundo de obscuridad!” yo soy una sombra, me hundí en la oscuridad de un mundo de luces, y quien me sigue se pierde en el camino, soy aquel que no debía existir, casi inútil, casi muerto.- respondí de nuevo. – así quedaste marcado, note que eres el mismo, eres igual a como te cree, te hice para que me negaras…- Me tengo que ir, seguirás diciendo miles de cosas que no me interesan y, a comparación contigo, yo si tengo una vida que cuidar,- interrumpí mientras el hablaba.

Así me marche, no quise seguir escuchando, quise seguir disfrutando mi vida y de un golpe al espíritu… Desperté.

Era un sueño? En realidad hable con el? Como se, ya no soy el mismo, soy lo que quiero ser, alegría y miseria, pobreza y riqueza, soy el todo y la nada, casi me siento vivo.

comentarios
  1. trlipe equis dice:

    muy interesante lo que aquí has escrito, y me recuerda mucho a Paulo Coelho y su libro “El Demonio y la señorita Prym” en la que habla sobre una “leyenda urbana” que dice :

    Leo Davinci al pintar la ultima cena, la cual irconicamente tienes aquí en tu blog -claro modificada-, busco modelos, para el de jésus encontro a un joven cantante de iglesia, él cual con su voz y hermosura lo dejo tan impresionado que supo sería él el único en encarnar a Jésus en su pintura, y así con cada personaje, sin embargo, al llegar a Judas no encontro al modelo exacto que reflejará todo lo que un, como tu le llamas, “fiel opositor” representa, así tres años transcurrieron y un día caminando por las calles se encontro a un medigo y borracho, con odio en su mirar y sus palabras, vio en él la negacion misma de las enseñanzas que Dios representa, y lo llevo a su estudio y lo utilizo de modelo para su pintura, era el Judas que buscaba, curioso fue saber que el mendigo una vez más lucido le dijo que hace tres años lo habian hecho posar para ese mismo cuadro, Leonardo dijo, no puede ser yo soy el pintor y yo te reconocería, él respondió, yo fui aquel que modelo a Jésus.

    El mal y el bien existe en nosotros mismos, así como tú eres opositor eres seguidor, porque no puedes negar algo que no existe no puede existir algo que no se puede negar, por opositores como tú existe un creyente, lo importante aquí no es si crees o no, si no que entiendas el camino que recorresl…aún cuando no crees ni pronuncies su nombre

  2. kantaroth dice:

    quien dijo que yo no creo? no recuerdas que dije que yo estaba a su servicio? no leyistes NO LO LEYISTES!!!! como sea tengo demaciado sueño y estoy demaciado drogado.

  3. trlipe equis dice:

    y como dije realmente no importa si crees o no.

  4. gabesnake dice:

    copypasteo a kano
    -.- chale con esto
    cada vez decae mas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s